• Sandra De la Torre Zavala

Aumenta ventas 🤑y rentabilidad 📈con el diseño de interiores.

¿Alguna vez has ido a alguna tienda y saliste con mucho más de lo que esperabas? Quiero decirte que caíste en una experiencia que estuvo estudiada para que así sucediera. ¡No te preocupes!, a todos nos ha pasado. 😉 Somos sensoriales, y a través de los sentidos percibimos el espacio y nos genera emociones que nos hacen actuar instintivamente.


Cuando hablamos de un proyecto comercial pensamos que su objetivo principal es vender y, de cierta manera, es cierto. Sin embargo, la venta no se resume en el intercambio de dinero por los productos que se ofrecen en el espacio comercial, sino que la experiencia es más profunda, se trata de vender tu marca y generar experiencias en los compradores que te acerquen a los objetivos de tu empresa.


Sabemos que los objetivos varían entre cada comercio, algunos requieren consolidarse como empresa, generar confiabilidad por encima de su competencia, duplicar sus ventas, expandirse, crear franquicias, entre otros. Y ahora más que nunca las emociones y la experiencia de los consumidores es clave para alcanzar estos objetivos.


Las emociones juegan un rol importante en la experiencia de consumo, y todo abona en su construcción y en la amplificación de la visión como se veía el espacio. Todos los elementos son importantes para crear la experiencia: los colores, los olores, el ancho de los pasillos, el tipo de acomodo de los productos, la separación entre los productos, la iluminación, la música, la temperatura del ambiente, el recorrido (wayfinding), el desplegado de los productos (visual merchandising), entre muchos otros más que podríamos mencionar.



Es por esto que el diseño de interiores se convierte en uno de los principales factores en la experiencia de consumo de los clientes. No basta con crear un espacio que pueda considerarse visualmente hermoso, tiene que diseñarse pensando en los usuarios, en su objetivo al llegar al lugar, y a la forma en que podemos empujarlo para cubrir otros objetivos que nos interesan como empresa. No es vender por vender, se trata de ser capaz de atraer una y otra vez a los clientes, retenerlos por que están pasando una experiencia memorable, y en invitarlos a que regresen a vivir la misma experiencia una y otra vez. Se trata de crear una experiencia que le genere satisfacción, que cumpla con cubrir necesidades, crear aspiraciones y emociones positivas que pueda recordar.


Si bien el e-commerce se ha posicionado y más ahora en tiempos de COVID, la realidad es que jamás podrá sustituir las experiencias que crea la propia tienda. La interacción entre las personas, entre la persona y el espacio, y la persona y el producto se convierten en algo sumamente importante para que siga siendo una experiencia única que ninguna compra en internet puede sustituir hasta la fecha. Es decir, no hemos evolucionado lo suficiente para que nos llenemos de satisfacción con la parte visual y posiblemente kinestésica que nos genera una compra en línea. Nuestras emociones siempre tendrán más fuerza cuando todos los sentidos interactúan en la experiencia, y la memoria que se genera es más permanente.


Uno de los aspectos más importantes en la creación de estas experiencias es la investigación. A través de ella conocemos los objetivos comerciales y el tipo de cliente que queremos atraer, pues no es lo mismo diseñar para una empresa que va iniciando operaciones, que para una que busca consolidarse; o diseñar para una que busca tener un mayor de tiempo a sus clientes en la tienda o bien que el ticket de compra promedio es superior. La investigación es la clave para lograr un diseño interior que potencialice los objetivos del negocio, y generar una propuesta de valor tangible que pueda reflejarse en números y rentabilidad, además, siempre debemos pensar en factores que puedan ahorrar recursos, reducir mantenimiento y mejorar los procesos internos de la empresa.


Como te puedes imaginar, hay demasiados factores que considerar para crear esta experiencia única. Para no complicarte, lo primero que tienes que entender es que para cada producto se tienen diferentes variables y objetivos, por lo que si te enfocas en definir cuáles son los elementos “estrella” del espacio, tendrás una buena parte del plan de acción y de diseño definido. En TRESISMO tenemos dos preguntas que nos ayudan a definir las prioridades en cada proyecto, las cuales puede contestar el director general, el director comercial, de mercadotecnia, o bien el diseñador. Estas preguntas ayudan a orientar las prioridades y las decisiones que se tomen en el camino:


1.- Describe con adjetivos, ¿cuál es la experiencia que quieres que viva el usuario o cliente?


2.- ¿Quién es la estrella en tu negocio?

¿El producto? ¿El cliente? ¿la experiencia?





Estas dos preguntas pueden parecer simples pero son de gran ayuda para realizar el diseño de interiores. Para que te puedas dar una idea de cómo funcionan, a continuación te comparto estos ejemplos.


Ejemplo 01 TIENDA DE ZAPATOS: En una tienda de zapatos, sabemos que el producto que quieres vender es el zapato, pero la realidad es que quien necesita sentirse increíble y satisfecho es EL CLIENTE. Entonces el enfoque tiene que ir dirigido en hacerle la experiencia de compra lo más grata posible, y tienes que pensar en cómo:

  • Facilitarle el encontrar lo que quiere

  • Brindarle confort en su experiencia (asientos, suficientes espejos)

  • Dejarle a la vista de la gente que lo atienda y realice su pago.





Ejemplo 02 TIENDA DE ACCESORIOS DE CELULAR: EL PRODUCTO se convierte en la estrella, ya que entre más atractivo le pongas el producto más vas a invitar al cliente a que lo compre. La gama de colores y estilos que sea fácil encontrar, con el tipo de celular que tiene, y algunos otros accesorios que quiera agregar.


Ejemplo 03 LUGAR DE VENTA DE CAFÉ RÁPIDO (tipo Starbucks): Sabemos que la gente viene antojada por el café, y claro que es necesario mantener “consentido” a tu cliente, pero es realmente LA EXPERIENCIA la que hace que el cliente regrese una y otra vez, porque el café lo puedes encontrar en donde quiera y muchísimo más barato. Pero el que se haya pensado en las diferentes funciones y experiencias que el usuario puede vivir en el espacio, es lo que hace que el cliente regrese una y otra vez.


Hasta el momento no hemos hablado del lado operativo, que obviamente es importante en toda esta experiencia, y el cual no importa qué tanto se haya investigado del espacio, si la atención al cliente y la forma de operar el negocio no va con los valores y el objetivo que tiene la empresa.


Es por eso que no queremos decir que el diseño de interior es el responsable de que el objetivo se cumpla, la operación del negocio forman parte también del éxito de tus objetivos, pero lo que sí podemos decir que con un buen diseño de interiores la meta será mucho más sencilla.


Estos ejemplos evidencian la importancia de tener claro cuál es el factor prioritario en la toma de decisiones de tu propio diseño, y como podrás imaginarte, hay muchas más variables que se integran en la ecuación. El tenerlo claro suma a otros puntos importante y relevante del diseño que, en su conjunto, conforman la psicología ambiental necesaria para potencializar el objetivo de tu negocio. Al final el espacio tendrá que ir orientado a atraer y retener a los usuarios, logrando que regresen para aumentar las ventas y alcanzar tus metas.


¿Quieres saber cuál es el elemento central de tu espacio comercial? En TRESISMO tenemos más de diez años potencializando las experiencias de los clientes de nuestros clientes.


📞 Llámanos para crear la experiencia más relevante para tu usuario.

Contacto Whatsapp +52 81 1373 1951 correo: tuproyecto@tresismo.com


  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon

© 2020 by TRESISMO | design all around you